10Mar2022

Hoy en día, cada vez son más las personas que apuestan por dar el salto al emprendimiento de la mano de un modelo de negocio con garantías llamado franquicia.

Según datos extraídos del informe “La Franquicia en España” (2021), elaborado por la Asociación Española de Franquiciadores, en nuestro país hay un total de 1.381 franquicias. Una cifra que ilustra la importancia de este sistema. En este post vamos a explicar qué es, cómo funciona y cuáles son sus ventajas y sus inconvenientes.

¿Qué es una franquicia?

La franquicia es un modelo de negocio en el que una persona física o jurídica ofrece el derecho a un tercero para utilizar su marca y trabajar bajo su sistema comercial.

Por tanto, la franquicia es una relación comercial entre dos partes: el franquiciador, es decir, la empresa que cede los derechos para comercializar su marca y el franquiciado, el emprendedor o inversor que adquiere estos derechos.

¿Cómo funciona?

El franquiciador pone a disposición del emprendedor varios aspectos: su know-how (conocimientos necesarios para llevar a cabo la actividad), su experiencia en el negocio, así como el reconocimiento de su marca.

Para conseguir llevar a cabo la relación comercial, una franquicia suele exigir, por un lado, un contrato de unos 5 años prorrogables y, por otro, un canon de entrada. Este canon es una inversión inicial que incluye los diferentes aspectos de puesta en marcha de la franquicia mencionados anteriormente (know-how, marca…)

En algunas ocasiones a estas dos obligaciones se le añaden los conocidos como royalties (derechos de autor), entre los que se encuentran los derechos de explotación, para pagar de forma periódica por los servicios prestados, o los royalties de publicidad.

Ventajas de lanzar una franquicia:

1. Reduce riesgos

El franquiciado reduce los riesgos que puede conllevar el emprendimiento cuando se alía con una marca de éxito probado y ya desarrollado.

2. Formación

Antes de comenzar su actividad, el franquiciado recibe formación previa y un asesoramiento para poner a punto su local.

3. Comunicación y marketing

El emprendedor puede aprovechar las herramientas de comunicación y marketing ya implantadas en la franquicia.

4. Pertenecer a una comunidad

Al formar parte de una red de franquiciados, el emprendedor no está solo. Puede preguntar a otros emprendedores sobre su experiencia y resolver sus dudas sobre el negocio.

Inconvenientes de montar una franquicia:

A pesar de que emprender con una franquicia puede tener muchas ventajas, también pueden existir algunos inconvenientes que hay que tener en cuenta y sopesar: 

1. Costes

El franquiciado debe pagar un porcentaje de sus beneficios por los derechos de formación, experiencia y conocimientos que se le ofrecen. Dependiendo de la red de franquicias a la que pertenezca, esos costes varían, por lo que es importante conocer toda la información con antelación.

2. Menos libertad

La franquicia evita riesgos pero también implica que se pierdan algunas libertades de decisión. Al acceder a este sistema, hay que aceptar una serie de exigencias como el color del local, la manera de producir los productos o la forma de venderlos, entre otros.

3. Dependencia

Un último inconveniente sería la dependencia con el resto de franquicias de la red. Esto significa que, si una de las tiendas disminuye la calidad de los servicios, la imagen de la marca no solo bajará para ese local sino que puede afectar al resto de franquiciados.

No olvides consultar nuestra sección de Creación de Empresas para conocer las fuentes de financiación y ayudas que debes tener en cuenta para tu negocio.

En las cámaras de comercio contamos con el Programa España Emprende para emprendedores que han decidido montar su propio negocio, así como un programa específico para emprendedoras, el Programa de Apoyo Empresarial a las Mujeres (PAEM), que te ayuda a consolidar tu idea de negocio, buscar financiación y asesorarte en todos los trámites.

Buscador

Suscríbete a nuestro Newsletter