16Sep2021

Cuando navegamos por Internet solemos encontrarnos con avisos emergentes que nos indican el uso y almacenamiento de cookies en nuestro navegador. Sin embargo, en numerosas ocasiones, hacemos caso omiso a este tipo de mensaje sin darle importancia ni a la información que se nos otorga ni al tipo de cookies que estamos aceptando.

Para evitar encontrarnos con graves problemas tanto de seguridad como de privacidad, es importante conocer qué estamos aceptando. Para ello, primero de todo es saber ¿qué son las cookies?

Una cookie es un archivo que elabora un sitio web donde se incluyen pequeñas cantidades de datos. Estos datos se envían entre un emisor, en este caso el servidor donde está alojada la página web, y un receptor, es decir, el navegador que usas para visitar cualquier web.

¿Cuál es su finalidad?

Las cookies identifican al usuario mediante el almacenamiento de su historial de navegación en la web. De esa manera, toma esa información para mostrarle el contenido que más se asemeja a sus gustos. Así, cada vez que se visita una página web por primera vez, se guarda una cookie en el navegador con información. Más adelante, cuando se vuelve a visitar esa misma página, el servidor pide la misma cookie para personalizar la visita del usuario.

También sirven, en el caso de las aplicaciones de comercio electrónico, para guardar los artículos que se van incluyendo en el carrito de la compra.

¿Qué tipo de cookies existen?

En primer lugar, encontramos las session cookies. Son las más utilizadas y tienen un periodo de vida muy corto ya que se borran al cerrar el navegador.

En segundo lugar, están las persistent cookies, aquellas que se usan para rastrear al usuario conservando información relacionada con su comportamiento en la web durante un tiempo determinado.

Por otro lado, se encuentran las secure cookies, las cuales almacenan información cifrada para evitar que los datos que guardan sean vulnerables ante un ataque malicioso.

Y, por último, las zombie cookies. Este tipo de cookie se vuelve a crear a sí misma después de ser borrada. Se almacenan en el dispositivo y no en el navegador, una característica que puede convertirlas en una amenaza para la privacidad y seguridad del usuario y ser utilizada con fines ilegítimos.

Según la entidad que gestiona dichas cookies se pueden clasificar también entre cookies propias o de terceros. Mientras que, según su finalidad, hablaremos de cookies técnicas, de análisis o medición, de personalización o preferencias, de publicidad o de publicidad comportamental

Nueva Normativa

La Agencia Española de Protección de Datos publicó en el año 2020 una nueva normativa de cookies de importante conocimiento, sobre todo, para desarrolladores y diseñadores web.

Las obligaciones legales impuestas por la normativa son dos: informar al usuario y obtener su consentimiento. De esta manera, las novedades desde hace unos meses son:

Se debe de facilitar a los usuarios información clara sobre la utilización de los dispositivos de almacenamiento de datos, así como los fines del tratamiento de dichos datos.

Se tiene que obtener el consentimiento del usuario para la instalación y utilización de las cookies. Para conseguir dicho consentimiento se pueden utilizar diferentes métodos como, por ejemplo, hacer clic en un apartado que indique “acepto” u otros sinónimos.

Consejos para un buen uso de las cookies

Para hacer un buen uso de las cookies es importante seguir algunas recomendaciones como:

  1. Eliminar las cookies a través de la limpieza del historial de navegación al acabar la sesión.
  2. Acceder a los ajustes de privacidad de tu navegador y modificar la información que rastrean las cookies.
  3. Evitar introducir datos personales en lugares donde las cookies puedan guardarlos.
  4. No dejar abierta ninguna cuenta o sesión.
  5. Instalar siempre una buena solución de seguridad para controlar la privacidad.

Las cookies forman parte de nuestro día a día y es importante conocer su funcionamiento para no tener problemas de privacidad. Puedes descargar la Guía sobre el uso de Cookies en España de la Agencia Española de Protección de Datos aquí

Si quieres acabar con los problemas de seguridad en tu negocio conoce el programa de Ciberseguridad de la Cámara de Comercio de España. Un programa que mejora la competitividad de las empresas incorporando nuevas tecnologías como: gestión de contraseñas, detección de malware, redes privadas o antivirus. 

Buscador

Suscríbete a nuestro Newsletter